Agente inmobiliaria se da un capricho en su pausa del almuerzo