Con esa carita tan bonita y menudo polvo le echaron