La preciosa jovencita francesa Natasha es un caramelito